La Bohème Una película de Robert Dornhelm

Una de las más fascinantes obras del bel canto, en una visionaria y fascinante versión cinematográfica, con las voces protoganistas de
Anna Netrebko y Rolando Villazón.


img1

La Bohème es una ópera en cuatro actos, compuesta por el gran Giacomo Puccini (1858-1924) sobre libreto en italiano de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, quienes se basaron y arreglaron los distintos episodios de la novela por entregas Escenas de la vida bohemia, de Henry Murger, que fue publicada en el diario El Corsario durante cinco años entre 1845 y 1849. Estas Scènes de la vie de bohème son una colección de viñetas que retrata a jóvenes bohemios que viven en el Barrio Latino de París en la década de 1840. A pesar de que comúnmente es calificada como novela, no tiene una trama unificada. Como la obra teatral de 1849 de Murger y Théodore Barrière, el libreto de la ópera se centra en la tortuosa relación entre Rodolfo y Mimí. Y al igual de nuevo que en la obra el libreto funde dos personajes de la novela, Mimí y Francine, en un solo personaje, Mimí. Gran parte del libreto es original. Las principales tramas de los actos II y III son invención de los libretistas, con solo unas pocas referencias de paso a incidentes y personajes de Murger. La mayor parte de los actos I y IV siguen la novela, juntando episodios de varios capítulos. Mientras, las escenas finales de los actos I y IV —las escenas entre Rodolfo y Mimí— aparecen tanto en la obra teatral como en la novela. La historia de la muerte de Mimí en la ópera surge de dos capítulos diferentes de la novela, uno referido a la muerte de Francine y el otro a la de Mimí. El libreto publicado incluye una nota de los libretistas en la que argumentan de manera breve su adaptación, aunque sin mencionar la obra teatral original directamente. En ella defienden además la fusión de Francine y Mimí en un sólo personaje: «¿Quién puede no detectar en el delicado perfil de una mujer la personalidad tanto de Mimì como la de Francine?». En aquella época, habiendo muerto Murger sin herederos, la novela era del dominio público, aunque los derechos de la obra teatral aún eran controlados por los herederos de Barrière.

Su estreno tuvo lugar en el Teatro Regio de Torino el 1 de febrero de 1896, bajo la dirección de un joven Arturo Toscanini. La obra tuvo una acogida bastante distante, tanto por parte del público como de la crítica. A pesar de ello, actualmente es una de las óperas más destacadas del repertorio operístico estándar y aparece como la cuarta más representada en todo el mundo entre 2005-2010, por ejemplo. En 1946, cincuenta años después del estreno de la ópera, Toscanini dirigió una representación con la Orquesta Sinfónica de la NBC. Esta representación fue con el tiempo publicada en disco. Es la única grabación de una ópera de Puccini por su director original.

Para muchos La Bohème es probablemente la ópera más convincente de Puccini, la que obtiene un equilibrio más logrado a nivel global, entre otras cuestiones, porque goza de un libreto excepcional, en el que drama y comedia se entremezclan de manera brillante. La definición psicológica de los personajes es casi perfecta a nivel musical, y su excepcional final, repleto de tragedia, es probablemente uno de los más logrados en la historia de la ópera. Puccini sabe aportar a la historia toda la genialidad musical al servicio de un melodrama completo, que termina por convertirse en una historia universal –quizá la clave de su éxito, amén de la belleza de sus pasajes musicales–. La obra es la representación metafórica de una juventud que aún se mantiene despreocupada y vive feliz el momento, sin pensar en lo que está por venir. Puccini logra que el oyente se vea reflejado en esos sueños e ilusiones de los personajes. A pesar de que su creación fue larga y compleja, desde luego la espera mereció la pena.

Sinopsis:

La Bohème es una de las magistrales obras operísticas del genial Giacomo Puccini, que aquí se presenta en una curiosa y sobresaliente puesta en escena fílmica. Una película dirigida por el nominado a los Oscar, Robert Dornhelm, contando para la ocasión con dos de las mejores voces del panorama internacional. Anna Netrebko y Rolando Villazón.